INESTABILIDAD CRÓNICA DEL TOBILLO

La inestabilidad crónica de tobillo es una patología originada por una lesión ligamentosa.

Hasta un 20% de los pacientes que han sufrido un esguince de tobillo acabarán desarrollando esta complicación.

Esta patología puede llevar otras lesiones asociadas como son las lesiones a nivel del cartílago articular (lesiones osteocondrales) y acabar provocando con el tiempo un desgaste o artrosis precoz de la articulación.

¿Qué síntomas produce la inestabilidad crónica del tobillo?

La inestabilidad crónica del tobillo se caracteriza por la aparición de uno o más de los siguientes síntomas:

  • Dolor articular crónico, más acusado durante la actividad física
  • Sensación de inestabilidad de tobillo o fallo inminente
  • Inflamación o sobrecarga articular

¿Cómo se diagnostica?

Es importante el correcto diagnóstico de esta patología ya que, en muchas ocasiones, puede pasar desapercibida, acarreando consecuencias importantes a medio y largo plazo sobre la calidad de vida de los pacientes.

En icatpie disponemos de todas las herramientas necesarias para realizar un correcto diagnóstico.

Primero realizamos una exhaustiva historia clínica, valorando los síntomas relacionados con la inestabilidad de tobillo, así como la repercusión de estos síntomas en la calidad de vida de nuestros pacientes.

A continuación, mediante la exploración física, valoramos la presencia de síntomas como dolor y la localización del mismo, el rango de movilidad articular, la laxitud o la presencia de deformidades en la alineación del pie.

Finalmente, solicitaremos las exploraciones complementarias en función de los resultados obtenidos en la exploración clínica y de la orientación diagnóstica, siendo las herramientas más utilizadas las radiografías en bipedestación, la ecografía y la Resonancia Magnética.

Una vez hemos determinado el grado de inestabilidad y la repercusión de la misma sobre el paciente, planteamos el mejor tratamiento posible.

Imagen de resonancia magnética donde se observa la lesión del fascículo peroneoastragalino anterior del ligamento externo del tobillo

Imagen: Resonancia magnética donde se observa la lesión del fascículo peroneoastragalino anterior del ligamento externo del tobillo

¿Qué tratamiento se aconseja?

Después de estudiar las pruebas y realizar el diagnóstico, el tratamiento inicial en la mayoría de los pacientes es la rehabilitación funcional (fisioterapia). Si tras dicho tratamiento persiste la sintomatología, en algunos casos habrá que considerar la opción de tratamiento quirúrgico.

¿En qué consiste la cirugía de inestabilidad crónica del tobillo?

En icatpie la técnica quirúrgica que solemos emplear en la inestabilidad crónica de tobillo suele ser la cirugía artroscópica, aunque algunos casos pueden requerir cirugía abierta o convencional.

Mediante la artroscopia seremos capaces de visualizar la lesión ligamentosa y repararla. Asimismo, documentaremos las lesiones asociadas a nivel del cartílago (lesiones osteocondrales) que también podremos solucionar con esta técnica mínimamente invasiva que es la artroscopia.

Para más información sobre la cirugía artroscópica aquí

Fotografías correspondientes a una artroscopia anterior de tobillo para reparar una inestabilidad crónica.

Fotografías correspondientes a una artroscopia anterior de tobillo para reparar una inestabilidad crónica.

En la fotografía de la izquierda se observa la rotura del ligamento peroneoastragalino anterior. Desde el peroné al astrágalo debería existir el ligamento y como podemos ver no se encuentra.

En el fotografía de la derecha se observa un detalle del momento en que se pasan los hilos de sutura para reparar el ligamento roto

Si desea más información o tiene alguna duda, estaremos encantados de resolverla