CIRUGÍA DEL ANTEPIÉ: HALLUX Y DEDOS MENORES

juanete- hallux valgus _icatpie unidad de pie y tobillo

¿Qué es el hallux valgus, comúnmente conocido como juanete?

El hallux valgus  (coloquialmente llamado juanete) se trata de la deformidad producida en el dedo gordo del pie, denominado también como primer dedo o hallux. Dicha deformidad es producida a consecuencia de una desviación / subluxación en la articulación metatarsofalángica.

Esta desviación, con el paso del tiempo, acaba originando una inflamación de la cápsula articular y de las partes blandas en la cara interna del dedo gordo, produciendo un abultamiento conocido como bunion que es el responsable del dolor que padece el paciente al calzarse.

Sin duda, el hallux valgus es una de las principales causas de dolor en la patología de pie.

¿Deben operarse los juanetes?

La cirugía del hallux valgus está indicada en aquellos pacientes con dolor crónico o en aquellos casos en los que la progresión de la deformidad es rápida.

Por lo tanto, en icatpie no recomendamos realizar dicha cirugía solo por motivos estéticos.

En todos los casos, debe ser siempre el paciente quien tome la decisión en función de su sintomatología, siendo recomendable consultar con un cirujano ortopédico especialista en pie y tobillo.

Tratamiento del hallux valgus / juanete

La cirugía del hallux valgus consiste en corregir quirúrgicamente la deformidad del dedo gordo. Para ello, durante la cirugía se realizan cortes de corrección a nivel de los huesos (osteotomía) asociados a incisiones en los tendones (tenotomía) y partes blandas (capsulotomía) para restablecer la anatomía que tenía el dedo gordo antes de sufrir la deformidad.

Esta cirugía puede realizarse mediante cirugía percutánea, cirugía mínimamente invasiva, cirugía abierta o bien cirugía combinada. La técnica seleccionada se decide en función del grado de deformidad que presente el paciente. En función del procedimiento quirúrgico realizado, las osteotomías podrán requerir de la fijación mediante pequeños tornillos.

hallux valgus (juanete) asociado a metatarsalgia_icatpie

Paciente afecto de hallux valgus (juanete) asociado a metatarsalgia (dolor plantar en el inicio de los dedos centrales). Fue sometido a cirugía combinada. El hallux valgus se intervino por técnica abierta y la metatarsalgia por técnica percutánea. La cirugía percutánea se realiza mediante pequeñas incisiones y bajo control radiológico intraoperatorio y no requiere de fijación mediante tornillos.

Paciente sometido a cirugía abierta o convencional_icatpie

Paciente sometido a cirugía abierta o convencional. La cirugía se realiza mediante incisiones más grandes para exponer el hueso y realizar la osteotomía bajo control visual del cirujano.

¿Es necesario el ingreso hospitalario para la cirugía?

zapato ortopédico juanete_icatpieLa cirugía correctora del hallux valgus es una cirugía ambulatoria, es decir, no requiere de ingreso hospitalario. El paciente es dado de alta el mismo día de la intervención quirúrgica, pudiendo apoyar el pie inmediatamente en el suelo tras la cirugía, con la ayuda de un zapato ortopédico que llevará aproximadamente cuatro semanas.

¿Cómo es el postoperatorio de la cirugía de hallux valgus?

El paciente intervenido de hallux valgus por el equipo de icatpie, al salir de quirófano, llevará un vendaje funcional que el mismo cirujano coloca tras la cirugía. Es necesario realizar un cambio de vendaje cada semana durante las cuatro primeras semanas.

A partir de la cuarta semana, el paciente puede que necesite un espaciador de silicona entre el primer y segundo dedo asociado a un sistema de sujeción llamado cincha metatarsal.  A partir de entonces el paciente ya puede llevar su propio calzado.

En caso de necesitar puntos de sutura durante la intervención quirúrgica, éstos serán retirados a las dos o tres semanas, en función del proceso de cicatrización del paciente.

El postoperatorio puede variar en función de cada paciente, así como de la técnica quirúrgica realizada.

¿Cuándo puede el paciente volver a hacer una vida normal?

El tiempo medio para lograr una correcta consolidación y cicatrización post quirúrgica está en torno a las ocho semanas. Por tanto, será a partir de este momento cuando el paciente podrá volver progresivamente a su actividad habitual, siempre individualizando cada caso, en función de las características de cada paciente y de la cirugía realizada.

Si desea más información o tiene alguna duda, estaremos encantados de resolverla