COMO CUIDAR DE NUESTROS PIES

El cuidado de los pies es muy importante para tenerlos sanos y preparados para realizar cualquier actividad de nuestra vida diaria.

A continuación os presentamos unas recomendaciones para el cuidado de los pies:

  • Secar bien los pies después de la ducha. Es muy importante para evitar zonas húmedas que puedan provocar maceración de la piel o ser foco de sobreinfección por hongos. Debemos tener especial atención a los espacios interdigitales.
  • Hidratar la piel de los pies, especialmente las zonas más secas como pueden ser los talones o la zona de apoyo metatarsal.
  • Cortarse correctamente las uñas. El corte de las uñas de los pies debe ser siempre con un formato cuadrado, evitando dejar bordes irregulares. Las uñas excesivamente largas producirán dolor con el calzado y las excesivamente cortas favorecerán la aparición de la tan temible, incómoda y dolorosa afección de la uña encarnada, que se produce cuando el borde de una uña se nos clava en la parte blanda del dedo.
  • Adecuar el calzado a la actividad que se vaya a realizar. No todos los días tenemos la misma actividad y eso debe reflejarse en el calzado que escogemos. Un calzado excesivamente estrecho o de tacón muy pronunciado no es recomendable para el día a día, puesto que condiciona que los dedos estén comprimidos y la zona metatarsal tensionada. A su vez, deberemos adaptar el calzado a las estaciones del año y al deporte que queramos practicar.
  • En caso de presentar dolor en los pies relacionados con la marcha o la práctica deportiva, puede ser aconsejable realizar un baño y masaje adicional de los pies al final del día o al volver de practicar deporte. En estos casos, puede ser muy útil el “baño de contraste”, es decir, realizar un baño con agua fría y caliente alternativamente (poner un recipiente con agua fría y otro con agua caliente, cambiar de recipiente cada 30 segundos aproximadamente, terminando el último cambio con agua fría).  Posterior al baño, efectuar un masaje principalmente de la planta, desde el talón hacia los dedos, añadiendo ejercicios de movilización  activa y pasiva suave de los dedos y del tobillo.

Estos consejos son especialmente útiles en el caso de padecer de  metatarsalgia o fascitis plantar .

icatpie, unidad de pie, tobillo y ortopedia infantil

Hospital Universitario Dexeus – ICATME

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *