ORTOPEDIA INFANTIL

Durante la infancia pueden producirse lesiones o aparecer deformidades o patologías en el aparato locomotor que, sin duda, influirán en el correcto desarrollo esquelético del paciente. Esta situación es motivo de preocupación del menor y de sus familias, pero también debe serlo del traumatólogo que trate al paciente. 

Los niños juegan, saltan y corren continuamente, síntoma de buena salud, y es debido a este alto grado de movimiento que se producirán las lesiones que más habitualmente tratamos como son los esguinces y las fracturas de tobillo.

Estas lesiones pueden ser incapacitantes para su desarrollo, tanto físico como social, y por ello es de suma importancia contar con traumatólogos pediátricos expertos para lograr un diagnóstico rápido y meticuloso, así como una planificación certera del tratamiento.

*En la imagen de la derecha observamos una radiografía de fractura de tobillo en un paciente pediátrico

Fractura de tobillo en un paciente pediátrico

En icatpie contamos con una unidad multidisciplinar de ortopedia pediátrica o infantil, la cual emplea técnicas novedosas, siguiendo un único objetivo: mejorar la función de la articulación para que el niño pueda realizar todas las actividades que desee.

A parte de las lesiones traumáticas (fracturas y esguinces), la unidad de ortopedia pediátrica o infantil diagnostica y trata deformidades congénitas y patologías del aparato locomotor propias de la infancia, siendo las más frecuentes:

Es una patología frecuente en el niño pequeño y se trata de una desviación de uno o más dedos del pie o pies. En muchos casos se corrige espontáneamente, aunque en algunos pacientes puede requerirse la utilización de ortesis, incluso cirugía.

Es una de las anomalías más frecuentes de los dedos y consiste en la duplicación de algún dedo, principalmente el gordo o el pequeño. El tratamiento es quirúrgico.

Se trata de la fusión parcial o completa de dos o más dedos. La mayoría de los casos no requieren tratamiento porque no reportan ninguna limitación de movilidad.

La mitad anterior del pie está desviada hacia dentro. Es una patología que se diagnostica en el nacimiento, siendo de resolución espontánea en la mayoría de los casos. Es importante la valoración por parte de un ortopeda infantil para detectar aquellos casos que requerirán tratamiento mediante ortesis correctora.

También llamado pie zambo. Es una posición anómala del pie que se produce desde el nacimiento. Son bebés que nacen con el pie o pies girados hacia dentro y hacia abajo. Requiere un tratamiento mediante yesos correctores, seguidos de una tenotomía del tendón de Aquiles y posteriormente mantenimiento de la corrección conseguida mediante ortesis nocturnas. Todos estos procedimientos terapéuticos se engloban en el llamado método de Ponseti.

corrección pie equino varo -zambo- método ponseti- icatpie

La imagen muestra dos casos de corrección de pie equino varo (zambo) mediante el método de Ponseti.

Es aquel pie que presenta un arco plantar aplanado, es decir, el puente del pie está disminuido. El paciente puede tener una limitación de la movilidad y pueden ser dolorosos.

Se trata de un pie con exceso de arco plantar o puente. Pueden presentar dolor i callosidades plantares.

El pie apoya sobre la parte interna del talón y el tobillo se va hacia dentro.

El talón y los dedos se apoyan por la parte externa del pie.

El paciente solo apoya las puntas de los dedos y no llega a asentar el talón en el suelo.

Imagen radiológica de un paciente afecto de un pie plano y equino secundario a una enfermedad neurológica

Imagen radiológica de un paciente afecto de un pie plano y equino secundario a una enfermedad neurológica

Se define como una alteración de la articulación de la cadera que dará lugar a un mal funcionamiento de la misma. Esta patología suele presentarse desde el nacimiento, aunque hay pacientes que se  diagnostican al largo de la infancia. La mayoría de los casos son leves y se resolverán espontáneamente o mediante la utilización de una ortesis, aunque también podemos encontrar casos con una luxación congénita de la cadera que requerirán cirugía.

Imágenes radiológicas de una luxación de la cadera izquierda en un bebé- icatpie

Imágenes radiológicas de una luxación de la cadera izquierda en un bebé.

  • Enfermedad de Perthes (Legg – Calvé – Perthes) – es una patología de la cadera del niño o niña entre los 2 y 12 años, con un pico de incidencia a los 4 – 8 años. Se trata de una necrosis de mayor o menor extensión de la cabeza femoral. La enfermedad evoluciona desde la necrosis hasta la regeneración completa de la cabeza femoral, comportando este proceso unos cuantos años de la maduración del menor. El paciente suele referir dolor y limitación de movilidad de la cadera afectada. El tratamiento abarca desde la restricción deportiva y la fisioterapia a la cirugía. Decidir uno u otro  tratamiento debe ser individualizado en cada caso, en función de la edad del paciente y la extensión de la afectación. Por tanto, es importante que el niño sea valorado por un especialista en ortopedia infantil para decidir el tratamiento más adecuado.

Imágenes radiológicas de diferentes casos de Enfermedad de Perthes icatpie

Imágenes radiológicas de diferentes casos de Enfermedad de Perthes.
En todos ellos se observa una cabeza femoral o bien más pequeña o bien de contorno irregular.

  • Epifisiolisis de la cabeza femoral – Es una patología propia de los preadolescentes ( sobre los 12 años en la niñas y los 13 años en los niños) y consiste en el desplazamiento de la cabeza femoral sobre el cuello del fémur. Es decir, es como si se produjese una fractura de la cabeza femoral sin traumatismo alguno. El paciente suele acudir a urgencias por dolor más o menos severo en la cadera y limitación de la movilidad.  Es una patología que requiere tratamiento quirúrgico urgente para fijar la cabeza del fémur al resto del hueso y evitar así el empeoramiento de dicho desplazamiento.

Radiología de una epifisiolisis de la cabeza femoral del lado izquierdo icatpie

Radiología de una epifisiolisis de la cabeza femoral del lado izquierdo. Fíjese que la cabeza femoral parece más pequeña, imagen que traduce el desplazamiento anómalo que ha sufrido

Radiología postoperatoria una vez se ha fijado la cabeza femoral al resto del fémur mediante un tornillo icatpie

Radiología postoperatoria una vez se ha fijado la cabeza femoral al resto del fémur mediante un tornillo.

Si necesita más información, nuestro equipo de profesionales expertos en ortopedia pediátrica o infantil estarán encantados de resolverle todas las dudas que pueda tener.