ZAPATOS DE TACÓN ¿SÍ O NO?

¿Qué ocurre cuando optas por llevar zapatos de tacón?

Con su uso, se aumenta el riesgo de lesiones en miembros inferiores y de posibles deformidades en los pies.

A medida que elevamos el talón lo que se produce es un desplazamiento del centro de gravedad. Este desplazamiento origina una supinación del antepié y un aumento de la presión en el mismo.

Además, se producen otra serie de posturas compensatorias.  Estas son; el aumento de la lordosis lumbar, una anteversión pélvica aumentada y posibles deformidades de la rodilla, o de los propios pies.

Hay muchos tipos de calzado de tacón. Hay que tener en cuenta todas sus características; la calidad, la construcción del mismo, el tipo de punta que tiene, la altura, el material con el que están fabricados.

Todos estos aspectos pueden ejercer una serie de aumentadas presiones en zonas determinadas que no serían las convencionales a las que el pie se ha adaptado.

Adicionalmente, se puede producir una sobrecarga muscular cuando se mantiene durante mucho tiempo el uso de este tipo de calzado.

No pasa nada por utilizar calzado de tacón. Pero en icatpie, te recomendamos que no recomendamos que sean muy altos, es decir,  que no superen los cuatro centímetros.  Todo ello, para intentar que este desplazamiento del centro de gravedad con estas posturas compensatorias y sobrecargas, no se produzcan o lo hagan lo mínimo posible,  por lo tanto, de la manera menos mantenida posible.

También hay que decir que se pueden producir a causa de esta posición tan elevada, una marcha más inestable con el estrés aumentado en el tobillo, y las posibles patologías asociadas a esta inestabilidad como puedan ser los esguinces de repetición.

Además, también cuando se elija este calzado, además de tener en cuenta el diseño, hay que tener en cuenta factores como la adherencia, la comodidad, la estabilidad y, por lo tanto, la protección que este calzado te otorga.

Entonces ¿Se puede utilizar zapatos de tacón?

Si, se puede usar calzado de tacón, pero convine que no sea mantenido durante mucho tiempo, y sobre todo que no sea muy alto, es decir, que su altura no supere los cuatro centímetros.

 

 

Dr. Yeray Maldonado Sotoca

N.º Colegiado: 52461
Cirujano ortopédico y traumatólogo en icatpie

icatpie, unidad de pie, tobillo y ortopedia infantil

Hospital Universitario Dexeus – ICATME – Barcelona

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *